Y deje de temer y aprendí a hacer

Camine agarrada de las manos, con mis deseos, pasiones y los bolsillos llenos de esperanza, deje los miedos atrás y empece a vivir como me dio la gana, me libere de mi y de los roles que me obligan a cumplir, ando con mi afro y mi sonrisa como adorno y aunque con vicisitudes. VIVO COMO QUIERO.


sábado, 4 de junio de 2011

Sin quejarme puedo ser humana y real

Ya no se no a donde, ni a quien dirigirle mi voz, cometería el peor de los crímenes si por un día pudiese ser normal, me hace falta llorar, comerme las uñas, quedarme descalza, correr, cortarme y volver a llorar.

Desearía poder no quejarme por ser humana y real, por sentir como siento, por las lagrimas que tengo años sin dejar salir y ese estado de ánimos que me convierte en este monstruo que no soy pero parezco ser.

Seria factible eliminar la cafeína para lograr mis objetivos, tal vez sonreir para darme cuenta que aun tengo vida y por mas o menos que yo quiera seguiré respirando hasta no tenerla. 

No estoy escribiendo porque sea la mejor usando los verbos y los significados de los mismos, escribo porque las ideas retumban en mi cabeza y me quieren enloquecer, porque hojas caen de los arboles como mis manos no se detienen al momento de escribir lo que realmente pienso.

Quisiera estar siempre escribiendo para que las ideas no me llenen la cabeza y terminen con ese dolor maldito que no me deja sentir. 

Quiero entender que el sexo no es mas que placer, que el placer es algo pasajero y se acumula  en el cuerpo, que las noches pasan pero algunas quedan en la memoria, que yo sin quejarme puedo ser humana y real. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario