Y deje de temer y aprendí a hacer

Camine agarrada de las manos, con mis deseos, pasiones y los bolsillos llenos de esperanza, deje los miedos atrás y empece a vivir como me dio la gana, me libere de mi y de los roles que me obligan a cumplir, ando con mi afro y mi sonrisa como adorno y aunque con vicisitudes. VIVO COMO QUIERO.


sábado, 15 de octubre de 2011

Así me convertí en lo que soy I

De las noches mas oscuras soy conocedora, de engaños ocultos bajo pasiones irremediablemente despiadadas me alimento, soy pecadora, tanto que me avergüenzo por no sentir remordimientos. De sueños ajenos soy conteste y mi cuerpo lo entrego descaradamente hasta no envolverme. 

Soy presa del circulo vicioso que nutre la necesidad de excavar en dolores escondidos. Yo misma soy la que cierra y abre puertas. 

Los niveles de mi cuerpo se entregan al incesante dolor, a la presión de un cuerpo sobre el otro. Ruedo hasta caer y llego al mismo punto de donde huí, invento historias felices, simulando lo que siempre he querido y hablo frente al espejo y me espanta mi reflejo y las palabras que invento. 

Es la malo el pecado que se envuelve en mi cuerpo, dejándolo sin decisión absoluta, sin arranques, sin esos instantes de frialdad que se desprenden del fuego. 

Fumo y consumo mis ansias hasta que estalle mi alma dentro de mi cuerpo, bebo los días que transcurren en las fabulas sin sosiego, corro por ser cada vez mas cobarde, tanto, tanto  tanto como peco.

Abro la antesala donde tu fuiste mi veneno y te tome por completo hasta el fondo, penetraste mis huesos,  te disfrute sin medidas y aun hoy te saboreo. Me cortaste el espíritu en pedazos conjuntamente con mi valor, lujuria y fragmentos los tire al viento. 

Historias Sacadas de mi cabeza 

Así me convertí en lo que soy 

Lunes 3 de Octubre 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario