Y deje de temer y aprendí a hacer

Camine agarrada de las manos, con mis deseos, pasiones y los bolsillos llenos de esperanza, deje los miedos atrás y empece a vivir como me dio la gana, me libere de mi y de los roles que me obligan a cumplir, ando con mi afro y mi sonrisa como adorno y aunque con vicisitudes. VIVO COMO QUIERO.


martes, 27 de diciembre de 2011

La vagina y sus sentimientos

Aveces me pongo a pensar en el porque hay acciones y actividades que involucran abiertamente los sentimientos, los deseos, las miradas, las malditas ganas que nos delatan sin querer, que nos hacen suspirar tan alto que hasta el ultimo ser de la tierra escucha aquel suspiro que cae como granizo en invierno.

Yo creo que el amor es algo tan subjetivo y mental como lo es el sexo, la gastritis, el stress, el hambre, los hombres, ect. Pero he llegado a entender que los órganos de nuestro cuerpo, ademas de su función en nuestro organismo, tienen sentimientos propios y muy variados, y nos pueden llegar a delatar en cualquier instante sin ninguna mesura o vergüenza.

La vagina por ejemplo. Es insólito como  reacciona esta cuando se esta cerca de una persona que a uno le gusta o que quisiera estar con ella, la vagina  hala de tal manera que se siente que los demás se dan cuenta de este movimiento y de que esa persona te atrae fatalmente, pero para muestra otro botón, es tan bien común que cuando uno tiene mucho que no hace nada, esta también hace una demostración de rabia por falta de uso.

Los hombres creen que esta no siente y por eso aveces no le dan la importancia que esta tiene y creo que aunque no bombea sangre, ni limpia la sangre y que no hace ningún proceso diario digestivo, nervioso o gustativo, esta requiere cariño, amor, besitos, caricias, entre otras cosas, porque mientras mas complacido esta el órgano, mejor se consigue lo que se busca.

Que tan fuerte es este órgano y sus sentimientos, las vaginas perciben el olor, dan y comparten amor y sobre todo placer, hay que escuchar nuestros órganos, no solo el corazón y el hígado tienen vela en nuestro entierro, escuchemos a nuestra siempre fiel amiga lo que de alguna manera nos tiene que decir.Abramos los sentidos y dejamos que cada órgano de nuestro cuerpo desarrolle sus sentimientos.


PD: gracias a la loca que voceo mientras yo comía una tarde cualquiera "mi toto tiene sentimientos" a ella le dedico este escrito.

Historias sacadas de mi cabeza 27/12/11

No hay comentarios:

Publicar un comentario