Y deje de temer y aprendí a hacer

Camine agarrada de las manos, con mis deseos, pasiones y los bolsillos llenos de esperanza, deje los miedos atrás y empece a vivir como me dio la gana, me libere de mi y de los roles que me obligan a cumplir, ando con mi afro y mi sonrisa como adorno y aunque con vicisitudes. VIVO COMO QUIERO.


jueves, 11 de abril de 2013

Sin titulo XVIII

Y ellos corrieron tan pronto como sus enormes piernas les permitieron y se escabulleron de la luz del sol, de los ruidos molestos de la naturaleza, del mar que se les venia encima de repente, de la distancia que genera huecos gigantes y nos separa. Y corrieron de si mismos una y otra vez hasta que sus reflejos dejaron de verse en sus sombras.