Y deje de temer y aprendí a hacer

Camine agarrada de las manos, con mis deseos, pasiones y los bolsillos llenos de esperanza, deje los miedos atrás y empece a vivir como me dio la gana, me libere de mi y de los roles que me obligan a cumplir, ando con mi afro y mi sonrisa como adorno y aunque con vicisitudes. VIVO COMO QUIERO.


lunes, 16 de mayo de 2011

SONREIR EN LA REALIDAD.

Río sin pena,  pena ya me hace reír 

Melancolía menstrual, sensibilidad femenina sin escape, sueños sucios, uñas sin pintar, mi cabeza girando como ruleta, sin fijación, sin sentido, sin puntos fijos.

Dolor e incapacidad, malcriadeza que me hace ser indeseable, grande, vulnerable,
Me ahogo en mi vaso de agua, en las cuatro paredes en las que estoy obligada a vivir, estallo en rabia, estallo en gritos, en lagrimas, en necesidades sin cubrir, y me encierro en ese mundo que yo cree para no dejar que me vieran los demás, y me encierro en el laberinto sin salidas que es mi cabeza, que es mi imagen reflejada en el espejo, me escondo en esas sonrisas que tanto digo desear.

Mi cuerpo pierde aliento, pierdo fuerzas, pierde la motivación y se mueve en la inercia del estar vivo para que lo cuenten como uno más, y en eso me he convertido en masa sin espacio, en Marte sin marcianos, en Venus sin mujeres, en yo sin sonrisa. Consulto el horóscopo y los astros me niegan mi felicidad cada día, y los astros me cierran las puertas de los planetas del deseo, la pasión y las otras pendejadas. Y me pregunto, ¿que le habré hecho yo a los astros?

Ya no recuerdo los días felices con finales felices ¿o será que nunca existieron? y me quedo en preguntas sin acción, en enfermedades sin cura, en paranoia corrosiva,  mi mortal sonrisa, mi sarcasmo prematuro y mi dismenorrea primaria.

No quiero estar mas en este mundo irreal, en este pedazo de papel que se han convertido mis sueños y esperanzas, quiero ser real y sentir la realidad aunque me duela mas, aunque muera en el intento, aunque al salir pierda la respiración lo quiero intentar y sonreír hasta desmayarme, hasta perder el aliento y coagular mi sangre. Y SONREIR EN LA REALIDAD.


No hay comentarios:

Publicar un comentario